¿Cómo actuar en caso de impago de alquiler?

Casas y billetes aislados

actuar-impago-alquiler.jpg

Una de las principales preocupaciones que suele abordarte a la hora de plantearte alquilar un inmueble de tu propiedad, reside en los posibles problemas y repercusiones asociadas al incumplimiento de las cláusulas acordadas con tu nuevo inquilino, y, sobre todo, aquellos relacionados con el impago de la mensualidad.

Por eso, desde MiAsesor hoy queremos asesorarte en este sentido, mostrándote cuáles son los pasos que debes seguir en caso de que te encuentres ante una situación de este tipo, para reclamar legalmente, y de la mejor forma posible, el pago de las cuotas de alquiler pendientes por parte del arrendatario de tu vivienda o local.

Resuelve tus dudas legales y protege tus derechos con MiAsesor

En caso de que tengas que hacer frente a un impago continuado de las mensualidades correspondientes al alquiler de un inmueble de tu propiedad, y hayas decidido rescindir unilateralmente el contrato de arrendamiento, desde MiAsesor te recomendamos que pongas en práctica los siguientes pasos, para actuar conforme a lo establecido en nuestro ordenamiento jurídico:

Contacta personalmente, o a través de tu representante legal, con tu inquilino; para tratar de solucionar este conflicto de una forma amistosa. Esta actuación te servirá también para detectar si se trata o no de una situación de falta de liquidez puntual, y buscar posibles cauces para llegar a un acuerdo positivo para ambas partes.

Entrega una notificación con tu intención de recurrir el impago por vía judicial; en el caso de que la primera medida no sea posible, o no surta el efecto deseado, será el momento de hacerle saber tu intención de recuperar la vivienda, mediante un burofax o a través de un abogado especialista en este tipo de casos.

Presenta una demanda por impago ante el juzgado de primera instancia; si tras tu notificación sigues sin encontrar respuesta por parte de tu inquilino, o esta es negativa, podrás cumplir con lo que le has comunicado y reclamar tus derechos por la vía judicial.

De esta forma, el juzgado emitirá un requerimiento al inquilino para que, en un plazo de 10 días, satisfaga su deuda, abandone tu inmueble o presente las alegaciones que considere oportunas.

Espera la resolución del juzgado; en caso de que el inquilino permanezca en tu vivienda y no efectúe el pago de la deuda contraída ni presente alegaciones durante el plazo legal acordado, el juzgado emitirá una orden de lanzamiento o desahucio judicial.

Únicamente en el caso de que presente alegaciones en contra de tu petición, se llegará a la vía judicial y, por tanto, el proceso se podrá dilatar durante varios meses, en función de la fecha emitida para la vista oral.

Desde MiAsesor te recordamos que puedes contar con nuestro asesoramiento y apoyo en todo momento y, de igual forma, te recomendamos que tomes medidas para protegerte ante una situación de este tipo, estableciendo por contrato el procedimiento a seguir en caso de impago, o poniendo en marcha medidas como la contratación de un seguro o el requerimiento de avales a tus nuevos inquilinos.

Dejar un comentario