¿Puedes desgravar los gastos de alquiler de tu vivienda en el IRPF?

desgravar gastos IRPF

En el desarrollo de nuestra vida diaria nos podemos encontrar con modificaciones legales, sobre todo en materia fiscal, que pueden llevarnos a incurrir en una sanción administrativa por el desconocimiento de los cambios establecidos en la normativa vigente.

Este está siendo el caso de un gran número de personas a las que la Agencia Tributaria está notificando un error en sus declaraciones del IRPF, al haber incluido entre sus gastos con derecho a desgravación, los correspondientes al alquiler de su vivienda.

Por eso, desde MiAsesor consideramos de gran importancia tratar este tema, para aclararte cómo debes actuar en tus futuras declaraciones y evitar que incurras en una sanción tributaria de forma involuntaria.

Resuelve tus dudas legales con MiAsesor

A primera vista, es normal que consideres que los gastos relacionados con el alquiler de tu vivienda habitual tienen derecho a su desgravación en tu declaración anual del IRPF, sobre todo si los consideramos equiparables a los gastos relativos al pago de un préstamo hipotecario por aquellos contribuyentes que han adquirido una vivienda en propiedad.

Sin embargo, el derecho a deducción por alquiler de la vivienda habitual como arrendatario se suprimió hace ya unos años, concretamente el 31 de diciembre de 2014, estableciéndose únicamente un régimen transitorio que limita esta posibilidad a los siguientes casos:

  • Viviendas en régimen de alquiler mediante un contrato de alquiler con fecha anterior al 1 de enero de 2015.
  • Además de la fecha del contrato, será necesario que se hubieran satisfecho cantidades relativas al pago del alquiler de esta vivienda, como vivienda habitual, con anterioridad a dicha fecha.
  • Por último, también será necesario que el arrendatario haya tenido derecho a esta deducción, en relación con las cantidades satisfechas por el alquiler de dicha vivienda, en un período impositivo devengado con anterioridad a 1 de enero de 2015.
  • De cualquier forma, aunque cumplas estos tres condicionantes, este derecho será aplicable siempre que su base imponible sea inferior a 24.107,20 euros anuales.

Por tanto, desde MiAsesor te aclaramos que únicamente tendrás derecho a deducir tus gastos como arrendatario por alquiler de tu vivienda habitual si cumples todos estos requisitos, evitando incluir esta partida en caso contrario, para no incurrir en un error que pueda conllevar la devolución de la cantidad deducida y una sanción administrativa por parte de la Agencia Tributaria.

Dejar un comentario