¿Cómo mejorar la señal WiFi en tu vivienda?

Descubre con MiAsesor cómo puedes mejorar la calidad y potencia de la señal WiFi de tu vivienda

Hoy en día, la disponibilidad de una red WiFi en nuestra vivienda se ha convertido en un elemento casi esencial para nuestra vida diaria, tanto por la posibilidad de conexión a internet a través del PC o los dispositivos móviles como para poder acceder a toda una serie de servicios que necesitan de una red privada para su funcionamiento.

No obstante, en un gran número de hogares la calidad de la conexión WiFi está por debajo de nuestras expectativas, e incluso de nuestras necesidades, debido a un conjunto de factores que reducen considerablemente la potencia y velocidad de la señal.

En este sentido, y una vez que en anteriores publicaciones de este blog centramos nuestra atención en los pasos a seguir para detectar si te están ‘robando’ una parte de tu conexión WiFi, desde MiAsesor vamos a mostrarte qué puedes hacer para contribuir a la mejora de tu señal, con el fin de que esta pueda estar disponible en toda la vivienda y con un nivel de calidad adecuado a tus deseos.

Mejora la conectividad en tu hogar con MiAsesor

Si percibes que la señal WiFi de tu router no ofrece una calidad adecuada, o no dispone de una potencia suficiente para llegar a todas las habitaciones de tu vivienda, desde MiAsesor te recomendamos que pongas en práctica las siguientes medidas, ya que pueden ayudarte a mejorar tu conectividad:

  • Comprueba que la selección de los canales WiFi es correcta y que no corresponde a frecuencias en las que se perciban interferencias de otros dispositivos o de otras redes privadas instaladas en el edificio.
  • Elige, en la medida de lo posible, un punto que se encuentre en el centro de la vivienda para la instalación del router WiFi, con el fin de que permanezca a una distancia correcta de todas las habitaciones de la vivienda.
  • Elimina todos aquellos obstáculos que puedan afectar a la distribución de la señal WiFi hacia el resto de la vivienda, para contribuir a alcanzar una conexión uniforme y estable.
  • Si el problema con la señal se debe, principalmente, a la existencia de paredes de separación entre las distintas estancias, será conveniente ubicar el router en un espacio abierto, en lugar de situarlo en un rincón o encajonado en un mueble.
  • Además, puede serte de gran ayuda colocar su antena externa en la dirección en la que deseas incrementar la potencia de la señal y cobertura.
  • Instala amplificadores de señal en aquellos puntos de vivienda que permitan distribuir la señal WiFi con una mayor calidad al resto de las habitaciones, evitando así la existencia de interferencias.

Para finalizar, desde MiAsesor queremos aconsejarte que, si a pesar de las medidas anteriores, no mejora la calidad de tu conexión, te plantees la idoneidad de adquirir un router WiFi AC o N. Aunque estos modelos no los incluya la oferta de tu compañía, ya que deberás comprarlos por tu cuenta, disponen de unas especificaciones técnicas mucho más avanzadas que el que te ofrece tu operadora de telefonía e internet.

Dejar un comentario